Vieron a una niña borracha con su papa y lo siguieron, cuando se acercaron no podían creer lo que estaba pasando

Hoy en día el tema de los abusos y las violaciones es algo que se está comenzando a tratar de forma más abierta,

ya que se están comenzando a perder ciertos prejuicios con respecto a este gravísimo problema. Primero, debemos comenzar aclarando que tanto hombres como mujeres, y niños y niñas pueden sufrir de este inconveniente, ya que el mal no diferencia género.

Muchas veces quienes son víctimas de abuso tienden a quedarse calladas por miedo a sufrir algo peor, ya que la persona que agrede y abusa queda impune en la mayoría de los casos, cosa que no debería ser.

En este tipo de casos a veces reina el machismo y por ello es que el acosador o violador puede padecer de condenas que son insignificantes ante el daño que provocan en la victima. Pero, precisamente, en la actualidad, este tema está comenzando a verse de otro modo gracias al feminismo y su lucha constante.

Estos chicos vieron a esta chica ebria y no dudaron en actuar

En este caso tenemos una historia de esas donde podemos afirmar que “no todos los héroes usan capa”, ya que se trata de cuatro chicos, cuyos nombres son Arnaud Nimenya, Carsyn Wright, James Hielema y Starlyn Rives-Perez, los cuales se encontraban patinando pro la ciudad como cualquier otro día.

De pronto, los chicos se percataron que un hombre iba caminando con una chica, el hombre estaba bien vestido, de traje, mientras que la niña, la cual tenía aproximadamente 15 años, estaba muy desaliñada, sucia y parecía muy ebria.

Estos muchachos se acercaron al hombre para ofrecerles su ayuda, pues pensaron que podría haber algún problema, sin embargo, el hombre actuó tranquilo y les indicó que se dirigía a llevarla a su casa, por lo que los chicos se calmaron un poco.

No obstante, la curiosidad y la mala espina se apoderó de ellos, por lo que unos minutos después quisieron seguir al hombre para determinar que realmente llevara a la niña a salvo, a lo que para su sorpresa se dieron cuenta que el propósito del hombre era abusar de ella.

Los cuatro muchachos se dispusieron a salvar a la niña, mientras uno pudo tomarla, los otros tres persiguieron al hombre para detenerlo hasta que llegó la policía.

De no ser por la valentía y el coraje de estos muchachos, la chica pudo ser violada y hasta pudo haber muerto.

Tiempo después la policía quiso hacerles un homenaje a estos muchachos, pero ellos estaban dudosos al respecto, por miedo de que cobrarán represalias sobre ellos. Finalmente, sí se presentaron al acto y recibieron medallas y diplomas por su gran ayuda.

Sin duda se necesitan más personas de este tipo en el mundo. Comparte esta historia si fue de tu ayuda.

Comments

comments