Un Hombre Casado Dejó A Su Amante Embarazada, Nueve Meses Más Tarde Recibe Una Curiosa Postal Y Se Desmaya

Tener una relación no es algo que todo el mundo puede hacer. Las relaciones amorosas llevan un compromiso

bastante importante por parte de ambas personas, ya que ambas aportaran sus sentimientos, tiempo y hasta dinero en la relación.

Las acciones que haga una persona de la relación sin pensar en la otra pueden traer graves consecuencias para la relación. Es por eso que antes de actuar se debe pensar en las consecuencias que tendrá esa acción.

Esta historia que te vamos a presentar a continuación va a enseñarte que al final las mentiras y los engaños en una relación pueden llegar a salirse de control y que siempre será mejor ser sincero. Sigue leyendo y sorpréndete con esta historia.

Lo que hizo este hombre no tiene palabras, conoce que le pasó nueve meses después

Este hombre era de familia, casado, con trabajo y con una reputación de ser un buen marido, pero lo que la gente no sabía era la segunda vida que este hombre practicaba cuando nadie lo podía ver.

La verdadera historia hombre que escondía una amante. Con quien constantemente se veía sin que nadie más que ellos lo supieran, faltando a su relación, a su familia y a la imagen que le daba ver a todas las personas.

Un día su amante le comenta que había quedado embarazada, y él por proteger toda su vida decide decirle que se aleje de él, que tenga el hijo en otro lugar lejos de su familia, que a cambio promete hacerse cargo de todos los gastos.

La amante hace caso, y se muda a Italia para esperar a que su embarazo cumpla los meses. Antes de irse el hombre le explica que al nacer el bebe le debe enviar una postal diciéndole espagueti, así mas nadie que ellos entenderá la señal.

Nueve meses más tarde, la postal llega a casa, sin embargo, no es el hombre quien la recibe, sino su esposa quien al llegar a casa le comenta de la curiosa postal que recibió hoy por la mañana.

El hombre toma la postal, y al leerla cae desmayado. Su esposa sale corriendo a ayudarlo. La postal decía: espagueti, espagueti, espagueti, espagueti, espagueti. Tres con albóndigas, dos sin ellas.

Como puedes ver no siempre vas a poder ocultar las mentiras que lleves en tu vida, en algún momento las circunstancias te obligaran a decir toda la verdad. Así que si no estás preparado para tener una relación lo mejor es que no lo hagas. Aprende de esta historia y cómparte con tus amigos para oír sus opiniones.

Comments

comments