Un ataque cerebral casi la mata durante cirugía por querer parecerse a Barbie. Ahora va por más

Son muchas las personas que se han dejado influenciar por la apariencia de famosas pero hay algunas que han exagerado y

buscan parecerse a esa persona ¿pero alguna vez habías escuchado de alguien que se quisiera parecer a la famosa muñeca Barbie? Probablemente si, o probablemente no.

Para nosotros resulta algo extremo realizarnos una operación y más si no la necesitamos, sin embargo hay personas que nos les importa su salud, total de lucir como quieren, muchas de ellas recurren a las cirugías estéticas que a más de uno han dejado sin vida, sin embargo hay otros que corren con más suerte.

Hoy te traemos la historia de Amanda Ahola, una joven habitante de la región de Jyväskylä ubicada en Finlandia, quien por querer lograr su objetivo de parecerse a la muñeca Barbie, pero esta vez en una versión de carne y hueso, pasó un buen susto en el quirófano.

Si quieres conocer más acerca de esta historia te invitamos a seguir leyendo este post que hemos preparado especialmente para ti. No te lo pierdas.

No se rinde la Barbie humana

Bien sabemos que los tratamientos estéticos que incluyen intervenciones quirúrgicas, pueden acarrear consecuencias que podamos lamentar, entre ellas la muerte.

Esta es la historia de Amanda, quien trabaja frente al lente de la cámara web, y se realiza cirugías estéticas con la finalidad de complacer a sus seguidores, todo esto con el dinero que recauda.

Pero su última operación fue financiada por un sugar daddy, consistía en un aumento de talla en los pechos para lograr una talla 30GG.

Durante la operación, Amanda sufrió un ataque cerebral y su cerebro se inflamó debido a lla presión a la que estaba sometida su cráneo.

Amanda dice:

“En mi última cirugía casi muero. No recuerdo mucho, pero tengo flashbacks de entrar en el cuarto de operaciones y luego despertar de un sueño muy extraño. Ahí estaban mi madre y novio, Alekski. Mi madre no sabía que tendría una intervención. Empezaron a llorar, mi mamá me dijo que algo pasó en la cirugía y me preguntó si podía recordarlos, porque el día anterior no lo había hecho”.

La reacción de Nina, madre de Amanda, esta bien justificada pues solo recibió la llamada del hospital, llamada en la que le informaron que su hija estaba en emergencia y en riesgo de muerte. Nina dice que las palabras más devastadoras fue cuando le dijeron que “en el peor de los casos, ya está muerta”.

Amanda dice no arrepentirse de realizarse esta cirugía, más bien está planeando levantarse el trasero probando con anestesia local.

Amanda dice que su ambición es lucir tan plástica como se pueda pues Barbie está muy cerca de la perfección y quiere llegar a ser tan perfecta como la famosa muñeca. Además acotó que se siente feliz cada vez que le dicen falsa o Barbie.

La joven admite ser adicta a las cirugías, pero también lo es con el maquillaje. Sus padres han intentado llevarla al psiquiatra pero no la pueden obligar.

Amanda dice que continuará con su trabajo frente a las cámaras aún cuando esto le cause problemas con su novio.

¿Qué te pareció esta historia? ¿Tú llegarías a estos límites? Haznos saber que opinas y recuerda compartir.

Comments

comments