Receta sacada de la Biblia dice que una sola hoja de esa planta, tiene el poder de curar mas de 10 enfermedades del cuerpo

Nos sorprende como la salud juega un rol muy importante en nuestras vidas, y es que sin salud no tenemos vida,

bastante obvio ¿no?, sin embargo no son muchas las personas que no lo toman en cuenta ya que siempre gozan de un buen estado de salud y cuando las enfermedades llegan es cuando se preocupan por su salud.

Y es así, aunque siempre estemos sanos, el día en que nos enfermamos es cuando más nos preocupamos por nuestra salud, es decir, si no nos duele o nos molesta algo, no le prestamos atención a nuestra salud.

Es muy importante, y seguramente ya lo sabes, que para gozar de una buena salud, debes mantener una alimentación sana y balanceada, además de un estilo de vida saludable, pues estos simples hábitos nos pueden ayudar a solventar muchas enfermedades.

Pero de la misma forma podemos prevenir o incluso curar diversas enfermedades gracias a una preparación a base de hojas de olivo. Si quieres saber más te invitamos a seguir leyendo este post que hoy hemos preparado para ti.

Las hojas de olivo son milagrosas

hoja

Tal como te dijimos, el uso de estas hojas nos puede ayudar a curar enfermedades con solo preparar el siguiente remedio.

Para comenzar debes conseguir unas cuantas hojas de olivo, al menos 150 aproximadamente, y lo importante es que estén frescas.

Debes saber que son 150 hojas por cada litro de agua, esto es muy importante

  1. Lo que debes hacer es lavar y limpiar las hojas con cuidado, esto lo harás remojándolas en un poco de agua con bicarbonato, por algunos minutos, luego enjuagaremos bien.
  2. Luego pondremos las hojas en una olla con agua hasta que esta hierva
  3. Luego que hierva bajaremos el fuego y las dejaremos cocinar por unos 15 minutos más
  4. Una vez que este listo solo debemos colar, y almacenar en una botella de vidrio hermética que luego llevaremos a refrigerar.

Su consumo

Deberás tomar una cucharadita de esta infusión, 3 veces al día, preferiblemente antes de cada comida. Si su sabor es muy fuerte puedes diluirlo en agua.

Este remedio sirve para curar la encefalitis, tuberculosis, neumonía, gonorrea, gripe, hepatitis B, Diarrea, herpes, dolores en las articulaciones, problemas en los riñones y la anemia.

No esperes más y pruébala.

No olvides compartir.

Comments

comments