Padre le prohíbe casarse con el amor de su vida – 40 años después descubre un recorte que su madre le ocultó

Son muchas las veces en las que no podemos tener lo que deseamos, y esto puede deberse a nuestros padres quienes son los

que escogen y deciden nuestro futuro, al menos así solía hacerse antes, o simplemente porque por más que queramos hacer algo nuestro destino es otro.

Muchas de esas cosas podían involucrar incluso el matrimonio y aún cuando las personas se amaran profundamente este no podía ser posible si los padres no lo aprobaban.

Y aunque tú pienses que el amor verdadero no existe pues esta historia seguramente te hará cambiar la forma en la que solías ver las cosas antes.

Te animamos a que la sigas leyendo y la disfrutes, pues para eso exactamente es que la hemos traído para ti a través de este post.

El amor verdadero sí existe

A lo largo de nuestra vida conocemos personas, que nos inspiran durante un tiempo y luego se van porque ese era su destino, pero hay otras que aunque pasen tan rápido en nuestras vidas se quedan metidos en nuestro corazón por toda la vida.

Algo así es la historia de Janice Rude y Prentiss Willson quienes sin saberlo tenían un destino que nadie hubiese podido imaginar.

Todo comenzó cuando Janice estudiaba en el Occidental College ubicado en California, y además trabajaba a medio tiempo en una cafetería con la finalidad de ayudar con sus gastos escolares.

Pero un día Janice tuvo que atender a un grupo de estudiantes en donde se encontraba un atractivo muchacho que la miraba con insistencia, tal como ella lo hacía también, este joven era Prentis Willson.

Desde ese momento Prentis visitaba la cafetería con más frecuencia solo con la excusa de ver a Janice quien le había robado el corazón.

Llegó el día de acción de gracias y Janice se extrañó porque no vió al joven llegar al lugar y decidió preguntarle a uno de los amigos de Prentis que había pasado y porque no había venido con el, quien le respondió que el estaba en un viaje visitando a su familia.

Janice se dio cuenta de que sus sentimientos por Prentis eran muy fuertes por lo que decidió ir a buscarlo. Janice viajó 250 kilómetros en su coche sin importarle que ella hubiese sido solo la chica de la cafetería que lo atendía casi todos los días. Janice dice que actuó por impulso, uno muy atrevido, y que nunca se arrepintió.

Desde ese momento ambos notaron que estaban totalmente enamorados y comenzaron una relación y al pasar del tiempo se comprometieron, fue en 1962 cuando esta noticia salió en el periódico local.

Pero todo se vio obstaculizado por el padre de Janice quien se opuso totalmente y le dio a elegir entre sus estudios o Prentis, advirtiéndole que si escogía a Prentis el no le pagaría más su colegiatura.

Definitivamente una decisión muy difícil porque además de que Janice quería a Prentis con toda su alma, ella quería superarse y tener una carrera por lo que ambos hablaron y decidieron terminar su relación aún cuando quedaron con sus corazones rotos.

Pasaron los años y la madre de Prentis y Janice fallecieron con solo unos meses de diferencia y aunque nunca habían tenido contacto entre las cosas que estas guardaban, ambas conservaban el recorte del periódico donde se anunciaba el compromiso de Janice y Prentis.

Por muchos años la madred e Janice lo guardó en su cartera ya que ella siempre estuvo de acuerdo con que ambos se casaran pero como para ese tiempo las mujeres no tenían mucha autoridad, se debía atender las palabras del hombre, y al parecer la madre de Prentis pensaba lo mismo.

Esta fue una clara señal que impulsaba a ambos a estar juntos, y más cuando ya no estaban bajo el mando de sus padres y ninguno estaba casado, y por si fuese poco jamás se habían olvidado el uno del otro.

En el 2010 Janice y Prentis se reencontraron y salieron a flote todos los sentimientos que tenían y luego de seis meses de haberse reencontrado se casaron a los 71 años de edad.

Janice comenta “Estamos inmensamente felices de por fin estar juntos, hay perfección en nuestro matrimonio y sin importar los años que nos queden por delante, estoy convencida de que esta etapa es lo mejor que me pudo pasar porque estoy con el amor de mi vida”.

¿Aún crees que el amor verdadero no existe?

Esperamos que esta historia te haya gustado y que te animes a compartirla en tus redes sociales.

Comments

comments