Mira que fácil es hacer un queso fresco con solo un litro de leche, un yogur y medio limón

La comida es algo delicioso pero tenemos que saber como prepararla pues de lo contrario siempre dependeremos

de otras personas para poder consumir lo que nos gusta. Esto puede variar desde pastas, hamburguesas hasta algo tan simple como preparar un acompañante tan delicioso como el queso.

Es importante hacer nuestro propio queso pues nos ahorraremos bastante dinero y lo más importante de todo es que no tendremos que recurrir a la ayuda de los conservantes cosa que nos daña el organismo a largo plazo y que curiosamente lo tienen todos los quesos que compramos que son comerciales.

Esto se usa para que puedan durar más sin que se dañen, pero pueden ocasionar las siguientes cosas: acidez, reflujo, indigestión, diarrea, amibiasis, acné, entre otros problemas de la salud que no vale la pena tener a costa de comer un queso que sepa rico.

Disfruta de esta preparación y dale una sorpresa a tu familia preparando tu propio queso aquí con nosotros, si tienes una duda no te preocupes solo debes preguntar y te aclararemos todo.

Esta es la forma en la que puedes tener tu propio queso

Ingredientes necesarios

  • 1 litro de leche completa de tu preferencia
  • 1 yogur natural sin ningún sabor o edulcorante
  • El jugo de medio limón
  • 1 metro de gasa de algodón, esto lo puedes conseguir en la farmacia
  • 1 olla y un molde, ambos de 12 cm

Preparación de esta delicia:

  • Pon a calentar durante 15 minutos la leche, no la dejes hervir
  • Añade poco a poco el yogur que compraste y luego el zumo de limón
  • Mezclalo por unos segundos y deja que repose por 3 horas mínimo
  • Cuando veas que se separe el suero o un líquido amarillo será una buena señal.
  • Después de que hayan pasado las tres horas coloca la gasa que sobre salga a los lados.
  • Echa esta mezcla en la olla donde tienes la gasa y deja que haga presión para que se escurra lo más posible.
  • El suero si quieres puedes guardarlo en otro lado
  • En el molde colocaras la cuajada que salió de toda la preparación
  • Encima de esta colocarás peso lo más que puedas.
  • Llevalo a la nevera por 30 minutos
  • Luego agrega un poco de sal y lo dejas en el molde
  • Finalmente llevalo a la nevera nuevamente por 8 horas.

Comparte con tus amigos tan pronto como puedas para que todos hagan hasta experimentos colocándole especias al queso o como gusten.

Comments

comments