Le echaron aceite quemado y le pasaron una espátula. 5 horas después todos quedaron secos

Es muy triste que muchos perros deban vivir condiciones duras, ningún animal se merece maltrato ni

violencia. Hay muchos dueños de mascotas muy irresponsables que no se toman en serio la responsabilidad de cuidad a un ser vivo que dependen de ellos y terminan por hacerlo sufrir mucho.

Existen personas malvadas que no prestan atención a sus mascotas e incluso los echan a la calle, a la intemperie, a pasar trabajo y que sobrevivan como puedan. Tristemente esto se ha convertido en algo común y muy pocos dueños malos pagan el precio de su maltrato, el cual debería ser incluso con cárcel.

Lo bueno es que poco a poco las sociedades han ido tomando conciencia y han tomado cartas en el asunto en estos casos, incluso se han creado leyes que protegen a los indefensos animales de los dueños crueles. Tambien se han creado muchas organizaciones en las ciudades con la única finalidad de cuidar a estas mascotas.

Hoy te contaremos la historia en donde una de estas organizaciones que protegen animales fue protagonista, se llama Zoonosis Lanpus y está ubicada en Lanús, Argentina. Continúa leyendo y conoce la historia de un dueño cruel, un pobre animalito y un final feliz gracias a unas buenas personas.

Perro en peligro gracias a este aceite

Un día la organización Zoonosis recibió una llamada de un vecino de la zona y de inmediato se pusieron a la obra, se trataba de un perrito el cual parecía una mancha negra que apenas se movía, él estaba en una alcantarilla y los voluntarios debieron descender para recatarlo. De inmediato fue llevado al centro de atención veterinaria.

Al examinarlo pudieron notar que lo que cubría al perro era alquitrán, el cual es muy pegajoso y difícil de eliminar. Fue un arduo trabajo removerlo ya que no querían lastimar al perro, este apenas podía respirar y moverse.

Descubrieron que frotándolo con una espátula la sustancia se removía y así lograron quitarle todo. El perro ahora vive una vida feliz junto a otros perros del albergue.

El trabajo les tomo 5 horas y mucho esfuerzo pero lograron dejar al perrito limpio. No cabe la menor duda de que se necesitan más personas como ellos en el mundo. Todavía existen millones de mascotas que rescatar de las calles y ellos necesitan mucho apoyo.

No dudes en ayudar al albergue de tu ciudad, de seguro necesitan voluntarios e insumos para los animales. Un pequeño granito de arena de tu parte puede hacer mucho para la vida de estos indefensos perritos.

Comments

comments