La enfermera cree que la familia lo ve, pero cuando la madre mira de cerca ya no se puede quedar callada

El cáncer es una de las enfermedades más temidas y lo que menos queremos escuchar es que uno de nuestros

familiares es afectado por tan horrible padecimiento, y nos da mucho más miedo cuando de nuestros pequeños se trata.

Y esto es justo lo que temían los padres de una pequeña, y es que al parecer la niña padecía de alergias ya que presentaba constantemente problemas para respirar, incluso llegaron a pensar que podía tratarse de asma aunque no se había diagnosticado bien el problema.

Los padres siempre tuvieron presente la idea de realizarle una prueba de alergias a la pequeña pero pues nunca se llevó a cabo hasta que un día la pequeña Sophie dejó de respirar.

El diagnóstico fue devastador, si quieres saber más acerca de esta historia te invitamos a seguir leyendo este post que hoy hemos preparado para ti.

Hermosa labor la de esta enfermera

Como te dijimos, una noche la pequeña dejó de respirar, lo que hizo que los padres en su desesperación llamaran a urgencias y la llevaran al hospital, donde pudieron diagnosticar que la pequeña no padecía de alergias sino de algo peor, Sophie fue diagnosticada con linfomas de células T. Cáncer.

Desde ese momento Sophie ingresó al hospital y ha sido sometida a quimioterapias, que aún así no pudieron evitar que el cáncer se difundiera.

Este tratamiento es sabido que es fuerte incluso para adultos, por lo que la pequeña se ha visto afectada en muchos aspectos, ahora no puede caminar, hablar o incluso realizar actividades como comer o jugar con sus manos. Su débil cuerpo se prepara para otra operación.

Shelby, madre de Sophie, nunca se separa de su hija, solo le importa que su hija se recupere. E incluso en pro de esto Shelby y su esposo han abierto una página en Facebook que hoy en día cuenta con más de 12000 seguidores, el nombre es “Sophie The Brave” (Sophie la valiente.

Muchas personas se han solidarizado con esta causa e incluso algunos padres simpatizan con la situación de Sophie. En esta página Sophie hizo públicas unas palabras muy conmovedoras dirigidas al personal del hospital que cuida a Sophie.

Shelby dice:

“Los veo. Estoy sentada en este sofá todos los días y los veo. Ustedes se esfuerzan para que mi hija y yo no los vea. Yo veo cómo sus caras se encogen un poquito cuando ella los ve y llora. Ustedes tratan de aliviar sus miedos y vencerlos. Yo veo cómo dudan antes de pincharla o quitarle la gasa. Dicen ‘perdón’ más veces que yo digo ‘gracias’.

Yo veo esas pulseras que tienen en sus brazos y sus estetoscopios, uno por cada niño que han cuidado y amado. Yo veo cómo soban su cabeza calva y la acobijan. Yo veo cómo abrazan a la madre llorando que recibió las malas noticias. Yo veo cómo tratan de trabajar en el computador al mismo tiempo que abrazan al niño que no tiene a su madre el hospital por el momento.”

“Ustedes ponen todo lo que pasa en sus vidas al lado durante 12 horas para cuidar a niños muy enfermos o moribundos. Ustedes entran a cada cuarto con una sonrisa, no importa lo que pase ahí adentro. Ustedes entran donde Sophie para revisarla aunque que ella no es su paciente. Llaman al médico, al banco de sangre y a la farmacia las veces que se necesita para darle lo necesario a mi hija. Me revisan a mi tanto como a ella. Me escuchan hablar durante 10 minutos, aunque tienen tantas otras cosas qué hacer.”

“Yo los veo. Todos los vemos. Ningunas canastas de regalos o cartas pueden expresar lo mucho que los apreciamos. Son Jesús para nosotros todos los días. Nuestros días no tendrían lo que necesitarían sin ustedes. Madres como yo se enloquecerían sin ustedes. Ustedes salvan a nuestros hijos y no pudiéramos hacer esto sin ustedes. “

Este mensaje ha sido muy bien recibido por más de 27000 personas.

Para despedirnos solo esperamos que esta pequeña luchadora se recupere pronto y recibamos noticias positivas.

Si te ha gustado esta conmovedora historia te invitamos a compartirla con tus amigos y familiares.

Comments

comments