La ciencia no podría explicarse el enorme vientre de esta mujer

A lo largo de la  vida se nos pueden presentar muchas dificultades, lo importante es luchar contra ellas y

siempre salir adelante. Una historia motivadora es la de una mujer la cual su vientre creció de formas inimaginables para la ciencia, ningún doctor podía descifrar que sucedía, pero ella nunca dejó de luchar.

La protagonista de nuestra historia es una mexicana de 24 años, quien como muchas mujeres no estaba conforme con su peso y sintió que debía hacer algo para remediarlo. Ella decidió comenzar una dieta estricta para eliminar esos kilos de más pero a pesar de que sus brazos y piernas adelgazaban su vientre por el contrario crecida más.

Toda la situación fue de mal en peor, el vientre de la mujer no paraba de crecer, hasta llegar al punto de que ella debió ser llevada a la emergencia de un hospital para descubrir que era lo que sucedía y poder hacer algo al respecto para salvar su vida. A los médicos les costó mucho llegar al diagnóstico.

Para conocer toda la historia continúa leyendo y presta mucha atención ya que todo lo que le sucedió a esta mujer tiene que ser una enseñanza para ti y tu familia. No solo te enseñará a luchar contra las adversidades, sino también a aprender a escuchar las alertas que te envía el cuerpo cuando algo no está bien.

El vientre que crece sin medida

Al ver en primera instancia a la mujer en el hospital los doctores pensaron que podría tratarse de un embarazo por el tamaño de su vientre. La mujer fue tratada por el doctor Erik Hanson Viana, este al verla ordenó realizar de inmediato unos rayos x para conocer de una vez por todas lo que sucedía.

Cuando llegaron los resultados se reveló el terrible diagnóstico. Esta mujer presentaba un quiste en el ovario, el cual había crecido en proporciones inimaginables. Como el quiste era tan grande ya había comenzado a aplastar el resto de los órganos del abdomen, poniendo en grave peligro a la mujer.

Debieron operarla de urgencia ya que podía sufrir un ataque al corazón. El quiste media un metro de diámetro y su perímetro era de 57cms, es decir una cosa abominable y gigantesca en tan solo el vientre de una mujer. El quiste fue removido en su totalidad, la cual fue una tarea muy difícil y riesgosa pero los médicos la llevaron a cabo con éxito.

El quiste pesaba 32 kilos pero 6 meses después de la operación la mujer regresó totalmente recuperada, con tan solo una gran cicatriz. Esperamos que esta historia te haya enseñado mucho, no olvides compartir con tus amigos para que todos queden igual de impresionados con tu al conocer lo ocurrido con esta pobre mujer.

Comments

comments