La anciana moría y ella termino su turno, pero se coló sin permiso y la cámara capto algo que no tiene precio

Son muchas las veces en las que tenemos que despedirnos de las personas que más queremos, y es lamentable

pues esta es una de las cosas que más nos desgarra el corazón tanto así que nos lleva a pensar en cómo continuaremos con nuestras vidas.

Muchas veces es por cosas que simplemente le suceden a los demás y las noticias aparecen en nuestro televisor, asesinatos, atentados, secuestros, son muchas las cosas que afectan nuestro estado sentimental.

Pero ya poco a poco nos vamos acostumbrando a que no todo es perfecto y que nacimos para morir, pues este tipo de sucesos pueden llevarnos hasta a caer en un estado de depresión, es por eso que muchos evitan las noticias.

Pero, así como hay noticias trágicas hay noticias esperanzadoras y llenas de ternura tal como la que te traemos el día de hoy, que estamos muy seguros te conmoverá. Sigue leyendo y entérate.

Muy conmovedor la historia de esta anciana

Tal como dijimos puede que las malas noticias nos hayan hecho insensibles, pero hay algunas personas que aún conservan esa sensibilidad y nos hace creer que el mundo no está perdido.

Seguro sabes que trabajar o el solo simple hecho de estar en un hospital no es una tarea sencilla pues debemos estar acostumbrados a que debemos ver o atender varios casos de personas que se encuentran entre la vida y la muerte.

Es normal que los doctores trabajen arduamente durante largas horas intentando salvar vidas, incluso puede que hasta trabajen horas extras por personas que llegan enfermas, pero las enfermeras también lo hacen y es lo demuestra la historia de hoy.

Jeremiah Nichol es una enfermera que sabe muy bien lo que significa trabajar arduamente para cuidar pacientes, s más hasta vivió muy de cerca un suceso que le destrozó el corazón y quiso que tú también conocieras esta historia.

Resulta que la abuela de Jeremiah se encontraba en muy mal estado de salud recluida en el hospital, prácticamente no tenía mucho tiempo de vida, pero Isabelle, la enfermera que atendía a su abuela hizo una labor muy honorable que Jeremiah le agradece con todo su corazón.

Tal como te dijimos, la abuela de Jeremiah, Helen, moriría pronto. La enfermera Isabelle al enterarse que su paciente agonizaba, aún después de haber terminado su turno, no dudo en visitarla por última vez.

Resulta que esta enfermera tiene una voz hermosa, tanto así que cata como los ángeles, una voz que llega al corazón.

Y pues la utilizó para un acto muy hermoso. Resulta que al legar a la habitación donde estaba Helen, Isabelle la abrazó y le preguntó si podía cantarle un poco, La abuelita en su agonía con un largo silencio le afirmó y fue aquí cuando la enfermera le cantó una canción suave que parecía elevar a Helen a la gloria, un acto sencillamente conmovedor.

Es lamentable que no muchas enfermeras sean reconocidas por labores tan hermosas como esta sin embargo trabajan mucho para que sus pacientes siempre estén bien.

Esperamos que esta conmovedora historia te haya gustado y que la compartas en tus redes sociales

Comments

comments