Estos son los alimentos que no debes comer antes de dormir

La hora de dormir es una de las más importantes para el ser humano, ya que es necesario que todo se encuentre

de la manera correcta cuando llega el momento de descansar o sino, de lo contrario, podemos sufrir de problemas para conciliar el sueño o simplemente no dormiremos bien.

La hora de dormir no se trata solo de pasar unas cuantas horas echado sin hacer nada, sino que implica mucho más. Mientras dormimos nuestro cuerpo realiza una serie de procesos que lo preparan para afrontar un nuevo, además de recobrar la energía, nuestros órganos también se adaptan nuevamente a una fase para dar inicio a sus diferentes funcionalidades.

Así bien, podemos decir que para dormir bien debemos tener un lugar cómodo para acostarnos, que el ambiente sea agradable (oscuro y silencioso), pero también hay factores que inciden en nuestro sueño los cuales no los vemos claramente, tal como: los alimentos que ingerimos.

No comas estos alimentos antes de dormir, mira los resultados

La comida que ingerimos antes de dormir afecta en gran parte a la calidad de nuestro sueño. Seguramente pudiste escuchar a alguien alguna vez decir que no se podía comer pesado antes de dormir porque tendrías pesadillas, pues tenemos que decir que en parte esto es cierto, solo que podemos dar una explicación más técnica.

Así bien, estos son los alimentos que no puedes comer antes de ir a dormir:

  • Comidas rápidas y tocino. Estas comidas son muy complejas de digerir para el organismo, por lo que normalmente pueden provocar distensión abdominal, lo cual supone inflamación, dolores en el estómago y gases.
  • Vino y bebidas alcohólicas. Estas bebidas ponen a trabajar a los riñones de sobremanera, por lo que te darán ganas de orinas frecuentemente, lo cual arruinará tu sueño.
  • Chocolate amargo. Este dulce, aunque delicioso, incide en tu sistema nervioso y ritmo cardíaco, acelerándolo e impidiéndote poder relajarte para dormir.
  • Proteínas en exceso. Estos alimentos en exceso pueden provocar problemas en la digestión, ya que tardan más en digerirse y si ya vamos a dormir nos acostaremos durante este proceso y podemos sufrir de dolores en el estómago y gases.

Toma en cuenta esta información y comienza a programar mejor tu cena, de seguro que no te arrepentirás. Comparte la información.

Comments

comments