Elimina los hongos y los callos de los pies de una sola pasada con este increíble remedio casero. 

Los hongos son afecciones que nos pueden causar muchas incomodidades, y más si son en los pies,

pues nos privan de poder utilizar unas sandalias bonitas, ya que nuestros pies se ven poco estéticos.

Pero afortunadamente entre los miles de remedios caseros que podemos encontrar existen algunos más eficaces que otros que ayudan a eliminar los hongos, células muertas y hasta evitar otros problemas que puedan hacer lucir nuestros pies con un mal aspectos tal como el que te traemos hoy.

Este tratamiento, o remedio natural, se compone de nada más y nada menos que de aspirinas y jugo de limón, dos ingredientes muy fáciles de encontrar y que además nos permiten obtener una piel maravillosa en nuestros pies.

Si quieres saber como emplear estos dos productos par lograr unos pies bonitos, te aconsejamos seguir leyendo hasta el final este post que hemos preparado para ti, y que estamos seguros que te ayudará con este problema tan molesto.

Cuida tus pies de los hongos con este remedio casero

Como ya te adelantamos, este remedio se compone de aspirinas y zumo de limón, ¿pero por qué la aspirina?

Resulta que las aspirinas son un medicamento con propiedades analgésicas y anticoagulantes que suele utilizarse para aliviar diversas dolencias bien sea de cabeza, fiebre y dificultades con la circulación, pero no solamente eso sino que también ayuda en tratamientos estéticos para tratar manchas, acné entre otros problemas cutáneos.

Gracias a los elementos quela componen puede ser capaz de inhibir los hongos y las uñas reduciendo el crecimiento de estos hongos además de la piquiña que puedan ocasionar.

Entre estos componentes encontramos el famoso beta-hidroxiácido que es muy común en la preparación de cremas o lociones exfoliantes. Además ayuda a aclarar manchas oscuras causadas por los rayos UV, toxinas o contacto con diversas superficies.

Si tus pies tienen grietas o asperezas solo debes preparar este remedio para mejorar su aspecto y gracias a que son fáciles de conseguir y se adaptan a cualquier tipo de piel.

Solo necesitarás

  • 5 aspirinas
  • Zumo de un limón
  • Piedra pómez

Lo que debes hacer es triturar las aspirinas hasta hacerlas polvo y luego en un recipiente añade el otro ingrediente y mezcla hasta que obtengas una pasta homogénea. Si esta muy seca agrega más limón o un poco de agua.

Uso

  1. Limpia tus pies de cualquier sucio que tengan
  2. Aplica una fina capa e esta mezcla que preparaste en el área donde se encuentran las imperfecciones.
  3. Deja actuar por 20 minutos o 30 y enjuaga con agua tibia
  4. Luego de enjuagar frota con la piedra pómez para retirar las callosidades
  5. Limpia nuevamente las células muertas enjuagando con más agua tibia
  6. Repite este tratamiento 2 o 3 veces a la semana hasta obtener los resultados que esperas.

Puedes complementar aplicando una crema hidratante después de hacer este tratamiento.

Esperamos que te haya gustado este post y que te animes a realizarlo para que aproveches sus beneficios. No olvides compartir

Comments

comments