Azafata ve la palabra “necesito ayuda” escrito en el baño del avión y llama a la policía

Cuando nos dicen la palabra “avión” en lo primero que pensamos es en unas vacaciones en familia,

con nuestros amigos, o bien sea conocer nuevos lugares o visitar a nuestros seres queridos y es que aunque muchos pensamos así hay otras personas a las que no les agrada mucho la idea de viajar en avión ya que le tienen pánico debido a los tantos sucesos que han salido en las noticias.

Y es que este tipo de temor es normal ya que muchas de esas personas poco acostumbran a viajar en avión ya que en estos vuelos no todos son buenas personas, y eso lo sabemos, este tipo de historias se han escuchado más de una vez en las noticias.

Este tipo de historia es la que te traemos el día de hoy en donde una azafata llamada Sheila Frederick quien ha trabajado por mucho tiempo en esta área, se vio enfrentada a una situación poco común.

Resulta que esta historia se desarrolló en un vuelo normal, con personas nerviosas y otras muy alegres pero al Sheila caminar por los pasillos notó algo muy sospechoso. Si quieres conocer esta historia, te recomendamos a que sigas leyendo esta historia hasta el final.

Algo no estaba bien y esta azafata se dio cuenta

Resulta que en uno de los puestos iba un hombre vestido muy formal pero acompañado de una pequeña que vestía ropas algo sencillas, lo que mantuvo alerta a la azafata.

Sheila se dirigió a los puestos en donde el hombre y la niña se encontraban con la finalidad de hablarles, sin embargo al hacerlo el hombre le contestó bruscamente lo que no le extrañó puesto que muchas veces se había visto enfrentada a este tipo de situaciones con los pasajeros del avión.

Sin embargo esto no detuvo su sospecha y decidió irse a los baños del avión y dejó papel y lápiz por si necesitaban dejarle algún mensaje a alguien. Al salir del baño la azafata, sin que el hombre lo notara, le dijo a la niña que fuese al baño, y esto exactamente hizo la pequeña, fue al baño y al momento en que la niña regresó a su puesto la azafata se dirigió al baño donde  encontró una nota que no se esperaba.

El periódico The independent informó que el mensaje escrito por la niña decía “necesito ayuda”. Una vez la azafata había encontrado la nota se puso en contacto con el capitán y por supuesto con tierra y para cuando llegó el avión, este estaba totalmente custodiado por policías y al salir el hombre que acompañaba a la niña este fue detenido y a la niña la llevaron al departamento de policías.

A la niña y al hombre los interrogaron por separado y fue aquí cuando descubren que la niña de 14 años había sido secuestrado hacían 2 meses y en ese viaje era víctima el tráfico de personas. Afortunadamente la azafata actuó rápidamente antes que la situación empeorara.

Gracias a este caso otra azafata llamada Nancy Rivard creó en 2009 una organización cuyo nombre es Airline Ambassadors, y el principal objetivo es entrenar a las azafatas para detectar cuando se trata de tráfico de personas. Nancy hoy en día trabaja con la aduanan en EEUU y la policía fronteriza.

Hoy en día Nancy entrena a muchas chicas para que descubran cuando este tipo de problemas están aconteciendo, además señala que hay muchas señales que indican una víctima de trata de personas y solo se debe estar atento.

Hoy en día la pequeña, Sheila víctima del secuestro en el 2001, se encuentra con sus padres y además se dice que semanas después llamó a la azafata para agradecerle el haberle salvado la vida.

Este tipo de casos se viven a diario pues según la ONU al menos 1,2 millones de niños son traficados para ser explotados sexualmente, como mando de obra barata, bien sea para cometer crímenes, mendigar o incluso traficar drogas.

Si te ha gustado esta historia y consideras el trabajo de esta mujer una excelente labor no olvides compartir.

Comments

comments