Aprende Cómo Hacer Papas Fritas Caseras Super Crujientes Sin Una Gota De Aceite

Se conoce a las papas fritas en todo el mundo como uno de los platos más populares que podemos elaborar o consumir. Generalmente los restaurantes y centros de comida rápida las sirven, y acompañan con alguna salsa de manera de entremés. También sirve como acompañante de carnes, pollos y diversas comidas.

Resulta bastante difícil resistir la tentación de probar las papas fritas recién hechas, un plato salado y crujiente. El problema de esta delicia resulta en su composición nutricional. Posee alto contenido de grasas producto del aceite de la fritura, además que suelen servirse con un gran contenido de sal que perjudica el organismo.

Muchas personas prefieren evitarlas para no padecer problemas de salud ya que puede elevar el nivel de colesterol y causar problemas de la circulación sanguínea, aumento de la presión arterial, e incluso el alto nivel de sal perjudica el sistema endocrino, daña los riñones y aumenta la retención de líquidos.

Las frituras como estas son la principal causa de obesidad infantil en el mundo, algunos adultos pueden volverse adictos y padecer igualmente problemas de sobrepeso. Tenemos una receta mucho más saludable para ti, sin una gota de mantequilla o aceite, podrás elaborar en casa tus propias papas crujientes.

Receta alternativa de papas fritas, sin nada de aceite.

Por lo general debemos sacrificar muchos gustos para poder beneficiar nuestro organismo, a veces puede resultar bastante complejo e injusto. Sin embargo en esta oportunidad no tendrás que abandonar las papas fritas que tanto te gustan, únicamente necesitas una receta natural que sea mucho menos dañina.

Puedes deleitarte y sorprender a tu familia con esta preparación, no requiere mucho tiempo y reduce lo dañino de la receta original, incluso tiene sabor adicional para que no sea tan necesario el exceso de sal.

Si quieres elaborarlas vas a necesitar:

  • Unas 7 papas, lavadas y peladas.
  • 2 claras de huevo.
  • Pimienta negra molida.
  • Pimentón dulce molido.
  • Sal al gusto, reduce a una pequeña pizca.

Inicia cortando las papas en tiras de un centímetro, como acostumbra la preparación original.

Procede a batir bien los huevos hasta que hagan espuma, añade sal, la pimienta y el pimentón. Mezcla bien las papas en esta preparación.

Luego ve precalentando el horno a 220 ºC. Coloca sobre una bandeja un trozo de papel para hornear y encima distribuye las papas sin acumular una sobre otra.

Hornea por 10 minutos o hasta que estén completamente doradas, retira y deja que repose un minuto antes de consumir como desees. Más fácil, imposible.

Comments

comments